domingo, 11 de noviembre de 2007

Maria Jesus

Después de 4 dias sin poder dejar de mirar a mi nieta querría escribir un poco acerca de una persona a la que no hace mucho tiempo que he conocido (unos dos años) y que ya forma parte de la historia mas íntima de mi familia, y a la que vamos a recordar siempre.
En un mundo donde prima sobretodo lo material, a veces encuentras una persona que se mueve por los sentimientos, y de alguna manera te reconcilia con el mundo.
Maria Jesus es una de esas personas que sin ningun tipo de egoismo te dedica su tiempo y su profesionalidad por el mero de hecho de ayudar.Me explico: nos conocemos del Club de Patchwork de Aragón, de el que ambas formamos parte, y hemos compartido alguna tarde de reunión y algun que otro cursillo. Cuando se enteró de que mi hija estaba embarazada se ofreció a ayudarnos si la necesitábamos, y cuando llegó el momento, allí estaba ella, sin apenas pedírselo, y despues de un dia de guardia y sin apenas dormir,se encerró en el hospital desde las siete de la tarde hasta las cuatro de la madrugada, con el fin de no dejar de su mano a mi hija, y recibir a mi nieta.
Como pagar esto....Con cariño y agradecimiento para siempre, mio y de toda mi familia.
¡Cuanto te queremos Maria Jesus!.Un beso y mi cariño para tí y para tu marido que sé que te apoyó en tu decisión.

2 comentarios:

maria jesus dijo...

Hola laura,la verdad es que no se que decir,llevo un rato delante del ordenador para responderte y si es de ser sincera estoy emocionada,asi que solo puedo decir ¡ muchas gracias!

Julia dijo...

Laura, yo también casi me emociono al leer tu escrito. Tienes razón que hay cosas que no tienen precio. Estoy de acuerdo contigo en que Mª Jesús es una persona muy especial, cariñosa, simpatiquisima y además generosa. Realmente tuvo un gesto de agradecer.
Besitos muy cariñosos para las dos,
Julia