viernes, 26 de agosto de 2016

Fin del verano


Es triste tener que dejar las montañas otro verano. Menos mal que ellas nos esperan siempre.





Venimos con los ojos llenos de belleza. Nunca nos cansamos de mirar, cada día es nuevo y ella siempre nos guarda rincones por descubrir.

Días de caminatas, de silencio, de amigos...... No puede ser mejor.